Blogia

Oficina Internacional de Subversión Popular

GRUPO ANSAR AL QAIDA EN EUROPA

Nosotros, el «Batallón de la Muerte», anunciamos la anulación de la anterior tregua y damos de plazo al pueblo y al Gobierno de España hasta el mediodía del próximo domingo 14 de Safar de 1425 (correspondiente al 04/04/2004), para que se satisfagan nuestras siguientes reivindicaciones legítimas:

— La inmediata y completa retirada de vuestras tropas de Afganistán e Irak, y el compromiso de no volver a dichos países.
— El cese en el apoyo a los enemigos de la Umma Islámica (Estados Unidos y sus aliados) contra el Islam y los musulmanes.
Si no se satisfacen estas reivindicaciones, os declaramos la guerra, y juramos por Alá el Altísimo y Sublime que convertiremos vuestro país en un infierno y que haremos fluir vuestra sangre como ríos.
Esta se considera nuestra última advertencia al pueblo español y a su Gobierno.

«Alá ayuda a quien le ayuda. Alá es Fuerte y Poderoso».
La Paz sea sobre quien siga la Buena Dirección.

ABU DUJANA AL AFGANI
GRUPO ANSAR
AL QAIDA EN EUROPA

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Rumores de golpe de Estado en España

"Ayer (sábado 13 de marzo, dos dias despues de los atentados de Madrid), a las 00:00 de la noche el gobierno popular se encontraba reunido y para redactar dos comunicados que debia firmar el Rey. En esos comunicados se convocaba el estado de excepcion y se retrasaba el proceso electoral. Habia un plan A, que pretendia retrasar las elecciones hasta otoño, y un plan B que pretendia retrasarlas hasta dentro de dos meses. El informador, que se encontraba en la Junta electoral central, vivió de cerca todo el proceso: la presentacion de los comunicados a la junta electoral central, segundo paso en este preocupante intento del gobierno tras la presentacion de las denuncias a la JEC contra todo partido de la opciscion y diversos medios de comunciación y la admision de estas por parte de la JEC.

Posteriormente el ministro Acebes se desplazaba junto a otros miembros del gobierno al palacio de la Zarzuela para intentar conseguir la firma del rey, requisito imprescindible para convocar este estado de excepcion. Desde Zarzuela se negaba esa firma, por considerarlo, segun afirman fuentes anonimas de la casa real a nuestro informador, "un golpe de estado de facto". El tono de las notas era, segun el informador, alarmante, y en el se mencionaba la creacion de una situacion nacional que incluia presencia no solo policial sino militar en las calles.

La denegacion de la firma por parte de la casa real, asi como las reiteradas negativas desde policia nacional para disolver con los antidisturbios las concentraciones pacificas por todo el pais, hicieron desistir de su intento al gobierno, que anunciaba a la JEC la anulacion de ese proceso hacia las 2.15 de la mañana, aludiendo ademas de estos motivos, alarmantes nuevas noticias.

A lo largo del dia de hoy (domingo), hemos podido confirmar esta noticia mediante diversas fuentes autorizadas, que además nos hablaban de una reunion celebrada en Madrid entre diversos responsables de servicios informativos de distintos medios en los que, dentro de una gran polemica, se decidia no divulgar esta información en diarios, televisiones y radios al menos hasta una proxima reunión en la tarde de mañana lunes, una vez terminado el proceso electoral."

Weblogs: la e-war ha empezado

Ante el asfixiante control gubernamental, miles de ciudadanos, aprovechando los recursos ofrecidos por las nuevas tecnologías, han buscado pequeñas brechas para escapar de ese "Gran Hermano". Una de estas vías de escape surgidas en Internet son los weblogs o bitácoras. ¿Qué son? ¿Cómo funcionan? Iñaki Ellacurria lo narra muy bien en este artículo:

Los atentados del 11-S sirvieron como pretexto a las clases dirigentes para cortar libertades y derechos fundamentales de los ciudadanos. Con el derrumbe de las Torres Gemelas se fulminó la idea de felicidad, esa sensación de que nada malo nos podía pasar (a los occidentales, claro), que reinó durante la década de los noventa. Demasiado ricos, demasiado cultos, demasiado preparados tecnológicamente. Pero esa entelequia se fue al garete cuando miles de personas vimos por televisión cómo la gran potencia, nuestro "padre salvador", se tambaleaba como un boxeador medio grogui a la espera del golpe definitivo que le llevase a la lona.

Ante el asfixiante control gubernamental, miles de ciudadanos, aprovechando los recursos ofrecidos por las nuevas tecnologías, han buscado pequeñas brechas para escapar de ese “Gran Hermano”. Una de estas vías de escape surgidas en Internet son los weblogs o bitácoras. ¿Qué son? ¿Cómo funcionan? La definición más sencilla, pero no exacta, es la que se refiere a ellos como diarios personales en la red (están dentro de la categoría del llamado "software social"), que se actualizan regularmente, que ofrecen hipervínculos, y en los que la gente lanza al ciberespacio, de una forma totalmente anárquica, libre (sin control, censura, normas), toda clase de pensamientos, ideas, informaciones, fotos (fotowlogs), vídeos (videologs)…

La grandeza de los weblogs es que, por un lado, de una forma fácil y sencilla, sin tener que ser experta en informática, cualquier persona puede tener colgada en la red en pocos minutos su propia weblog. Sólo tiene que entrar en alguno de los servidores gratuitos de bitácoras (blogger.com, quizá el más popular) y seguir las instrucciones. Y por otro, es que desde cualquier ordenador, únicamente conociendo tu clave, puedes actualizar tu weblog. Las weblogs crecen cada día, y ya se calcula que debe de haber alrededor de tres millones activas en todo el mundo. Pero las weblogs o bitácoras son mucho más que diarios, se han convertido en una nueva fuente de información que cada vez gana más terreno a los medios tradicionales, atados muy en corto por compromisos comerciales.

En este sentido, la segunda guerra del Golfo supuso un punto de inflexión para las bitácoras. Como señaló uno de los gurús del ciberpunk, el escritor canadiense William Gibson, cuando vino la guerra de Iraq los weblogs dejaron de ser una actividad marginal para empezar a estar en boca de todos. Miles de norteamericanos decidieron apagar sus televisores, cansados de ser bombardeados a diario por propaganda patriotera con espíritu “maccarthista”, para intentar saber un poco más de lo que sucedía en tierras iraquíes. Weblogs como la de Kevin Sites (kevinsites.net), uno de los periodistas enviados al frente por la CNN, vieron como aumentaban sus visitantes por decenas de miles. Tal fue el éxito de la bitácora de Sites que la cadena de televisión obligó a su periodista a dejar de actualizarla. Lo que contaban los corresponsales en sus weblogs distaba mucho de lo que hacían para sus medios. Sites se despidió de sus lectores con las siguientes palabras: “Mis editores han exigido que deje esta web hasta que termine la guerra. Y ellos pagan mis facturas, así que nada puedo hacer”.

Cada vez hay más información que escapa del control. Y es que los movimientos contraculturales utilizan la red como en lo sesenta los situacionistas utilizaban las paredes de París, o en los setenta los punk usaron la fotocopiadora para promulgar sus ideas. Los movimientos antiglobalización han entrado en la red para así ponerse en contacto, preparar sus actos, etcétera. Por ejemplo, en la pasada reunión del G-8 en la localidad francesa de Evian varios de los participantes en las movilizaciones actualizaban cada media hora, con sus portátiles conectados a sus teléfonos móviles, lo que estaba ocurriendo. Con los weblogs está naciendo una nueva generación de periodistas, de glosadores de la realidad.

Pero desde el “establishment” el uso de los weblogs está empezando a estar de moda. El causante: Howard Dean, aspirante demócrata para ser el candidato que se enfrente a George Bush en las próximas elecciones. Dean, muy popular por haberse opuesto desde el principio a la guerra de Iraq, ha saltado a las primeras páginas de muchos diarios tras haber recaudado con donaciones privadas a través de la red unos diez millones de dólares. Si Bush tiene el apoyo de las grandes compañías norteamericanas, Dean lo tiene de los internautas. El ex gobernador del estado de Vermont tiene colgadas varias páginas web y weblogs (dean2004.blogspot.com, blogforamerica.con, blog.deanforamerica.com).

La “e-war” ha empezado. Como afirma Douglas Rushkoff en “Ciberia” (Mondadori, 2000), “es una negación hereje de las normas mediante las que la sociedad occidental ha decidido organizarse. Esta no es una guerra tradicional entre ideologías liberales y conservadoras (…), es una guerra entre quienes consideran que las líneas son fronteras reales y entre quienes consideran que puedes trepar por ellas si te apetece”. El ciberespacio como un entorno que escapa al control gubernamental; el ciberespacio como metáfora del caos, la anarquía y la libertad; el ciberespacio como un lugar en el que a diario miles de personas desde sus ordenadores lanzan informaciones “temporalmente autónomas”.

IÑAKI ELLAKURÍA (La Vanguardia)

El comunicado de la tregua de ETA

El comunicado de la tregua de ETA

ETA ha comunicado una tregua en Cataluña.
Y hace campaña a favor del PP.

Chiste sobre algunos periodistas

Estaban dos niños jugando fútbol en una plaza en Madrid, cuando a uno de ellos le atacó un feroz perro de los llamados Rottweiler.
Pensando rápido, el otro chico arrancó una tabla de una cerca y le dio un golpe en el pescuezo al perro, que murió al instante.

Un reportero (de TVE, Antena 3, ABC, Libertad Digital o La Razón... ), que pasaba observó la escena y corrió a entrevistar al valiente niño.

"Valiente fan del Real Madrid salva a amiguito de las fauces de agresivo perro." Escribe en su libreta.
- Yo no soy del Madrid-, el pequeño héroe replica.
- Perdona, como estamos en Madrid, asumí que lo eras-, contestó el
reportero.

"Valiente fan del Atlético salva compañero de terrible ataque," anota en
su libreta.
- No soy del Atlético, tampoco," le dice el niño.
- Asumí que estando en Madrid, pues serías del Madrid o el Atlético.
- ¿Entonces de cuál eres?-, pregunta el reportero.
- Del BARÇA!,- le dice el niño.
El reportero empieza una nueva hoja de su libreta y escribe:
"Independentista catalán Radical de ERC,destroza mobiliario urbano y
asesina a pacifica mascota de familia."

Comunicado de trabajadores de Antena 3

Somos periodistas y trabajamos dentro de la cadena. Lamentablemente el
temor a represalias como las que han empleado en el pasado nos obliga a
permanecer en el anonimato. Pero tenemos la fuerza para decir y denunciar
hechos concretos y muy graves que se están produciendo en la redacción de
informativos de Antena 3:

1.-El control político y la censura informativa han alcanzado cotas nunca
vistas en esta cadena. La dirección de informativos sólo se preocupa de
que los programas de noticias respondan a los intereses electorales del
Partido Popular.

2.-La dirección de informativos ha ordenado a los redactores pasar de
puntillas por el caso Fabra y el escándalo del alcalde de Toques (ambos
miembros del Partido Popular).

3.-La dirección de informativos ha ordenado hacer sangre con el escándalo
provocado por la reunión entre Carod Rovira y ETA. Sin embargo elude
informar sobre la polémica suscitada por la presunta utilización
partidista de los servicios de inteligencia.

4.-Hace ahora diez días se difundió a bombo y platillo una grabación en la
que se podía escuchar como José Bono (sin darse cuenta de que estaba
siendo grabada su voz) le decía a un compañero de partido que Tony Blair
era gilipollas. Sin embargo nunca se emitió la primera
parte de la grabación en la que Bono decía Arenas me ha dicho que están
poco contentos, que no hay color entre Rajoy y Aznar.

5.-El Consejero Delegado de la cadena Maurizio Carlotti está celebrando
reuniones con grupos de periodistas de la redacción. En varios de ellos
ha afirmado textualmente: deberíais aprender de lo que ocurre en Italia.
Allí un periodista de izquierdas nunca trabaja en un medio de comunicación
de derechas.

6.-La desvergüenza de la Jefa de Informativos Gloria Lomana es tal, que se
adjudica premios que no le corresponden. El pasado domingo recogió
personalmente el premio TP (Teleprograma) que recibió el programa Espejo
Público como mejor programa de actualidad del2003. Lomana recogió el
premio que, en realidad correspondía, por derecho, al director de ese
programa en 2003, su editora y su realizador. El problema es que los tres
fueron despedidos dentro del E.R.E. ejecutado por la dirección de la
cadena (pese a que el programa obtuvo premios y buenísimos resultados de
audiencia en 2.003). Lomana les despidió y además se quedó con su premio.
Consideramos que los hechos denunciados son lo suficientemente graves para
que salgan a la luz. Confiamos en que su medio tenga el valor de hacerlo.

Todos los hechos son fácilmente contrastables.
Gracias y un saludo.
Periodistas de Antena 3 Televisión.

[ Via Periodistas en Guerra ]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Muditos

FRANCESC–MARC ÁLVARO
(La Vanguardia, 04/02/2004)

Se nos dijo que no habría preguntas. Tanto Josep Lluís Carod-Rovira como Pasqual Maragall comparecieron la semana pasada ante la prensa para leer sus declaraciones sobre el gran asunto político de moda, pero no aceptaron las preguntas de los periodistas. Por lo menos, antes, Jordi Pujol aceptaba el juego, aunque luego siempre podía echar mano de su conocida frase para eludir el bulto: “Avui, no toca”. Pujol, con su rechazo a medida, aceptaba la naturaleza humana de los periodistas, mientras que los que hoy gobiernan (o tratan de hacerlo) asimilan, con su tajante prohibición, la presencia del profesional de la información a la del figurante, mueble o elemento de decoración. Carod y Maragall salieron a decir sus cosas sobre la entrevista del primero con ETA y se limitaron a leer un papel que se podría haber enviado por correo electrónico a las redacciones. Todos los periodistas convocados a sus comparecencias tuvieron que quedarse con docenas de preguntas en el bolsillo. Los ciudadanos, para los que trabaja la prensa, también se quedaron a medias. Fue digno de un país bananero.

Es muy instructivo acerca del carnaval que nos rodea comprobar cómo este particular no preocupó demasiado a los sindicatos de periodistas, ni a los periodis-tas amigos de Maragall, ni a la decana del Col·legi de Periodistes de Catalunya, quien ayer precisamente fue designada nueva directora de Catalunya Ràdio. Cabe suponer que el pluralismo informativo –que tanto y tan pesadamente preocupaba antes de las elecciones catalanas– incluye el derecho del periodista a preguntar al político de turno, sobre todo cuando hay graves cuestiones en el aire. Lo contrario supone la sustitución del papel mediador del periodista por el de mero copista. Escribas muditos.

¿Nos interesa defender el papel del periodista siempre o sólo cuando gobiernan aquellos que no nos gustan? ¿Nos creemos el pluralismo siempre o únicamente cuando están en juego las sillas y los sueldos de la aristocracia de los medios públicos? ¿Nos gusta más que Maragall y Carod no nos permitan ni abrir la boca o que Pujol nos espete que nuestra pregunta no procede? ¿Son más verdad o más desprecio los silencios totales de Maragall y Carod o los silencios aleatorios de Pujol?

El recordado Ramon Barnils decía que el periodista debía colocarse siempre enfrente de los políticos, en un sentido dialéctico y funcional. Nunca al lado, encima ni debajo. Ante cualquier situación, enfrente de los políticos, incluidos aquellos que el periodista pueda sentir más cercanos. ¿Por qué frente a ellos? Porque es la mejor ubicación para formular preguntas. Y el periodista es, en primer lugar, alguien que pregunta y repregunta.

Creative Commons License


Creative Commons License

This work is licensed under a Creative Commons License.

Artículo de Chomsky

Puse la radio para enterarme de lo que pasaba y, obviamente, pensé que era una atrocidad espantosa. Reaccioné igual que la mayoría de la gente de todo el mundo. Una atrocidad espantosa pero, a menos que esté usted en Europa, Estados Unidos o Japón, supongo que todos sabemos que no era nada nuevo. De la misma manera han tratado las potencias imperialistas al resto del mundo durante cientos de años. Fue un acontecimiento histórico pero, desgraciadamente, no por la magnitud ni la naturaleza de la atrocidad sino por quiénes habían sido las víctimas.

Si repasa cientos de años de historia, los países imperialistas han sido básicamente invulnerables. Se cometen cantidad de atrocidades, pero en otro sitio. Lo mismo que Japón cometió atrocidades en China y, hasta donde yo sé, no hubo ataques terroristas en Tokio. Siempre se cometen en otro sitio. Y eso viene ocurriendo desde hace cientos de años. Ésta es la primera diferencia. No es tan sorprendente. He hablado y escrito sobre estos temas antes y, por todas partes, aparecen en la literatura especializada. Ha sido bien interpretado y es más que obvio que, con la tecnología contemporánea, es posible que grupos reducidos sin demasiada sofisticación tecnológica cometan tremendas atrocidades. El ataque con gas en Japón es un ejemplo.

Esa clase de cosas han sido de dominio público durante años para cualquiera que preste un poco de atención. Puede encontrar artículos en revistas especializadas de Estados Unidos, escritos mucho antes del 11 de septiembre, en los que se señala que no sería tan difícil provocar una explosión nuclear en Nueva York. Hay cantidad de armas nucleares fuera de control en el mundo entero. Por desgracia, decenas de miles de ellas y de sus componentes. Hay información disponible al alcance de cualquiera sobre cómo combinarlos para producir una pequeña «bomba sucia». O lo que se llama una pequeña bomba, puesto que la lanzada en Hiroshima sería a estas alturas una «pequeña bomba». Pero una bomba como la de Hiroshima en la habitación de un hotel de Nueva York no tendría ninguna gracia.

Y no sería en absoluto difícil colocarla. Quiero decir que, con una capacidad bastante limitada, una persona podría probablemente pasar componentes de contrabando por la frontera canadiense, una frontera desguarnecida que no puede protegerse. Es muy posible que ocurra esa clase de cosas en estos tiempos, a menos que los conflictos se encaren de manera sensata. Y la manera sensata es tratar de entender de dónde viene la cosa.

De nada sirve limitarse a armar escándalo. Si de verdad se busca intentar prevenir futuras atrocidades, hay que tratar de averiguar cuáles son sus raíces. Y casi todos los delitos, un delito callejero, una guerra, lo que sea, por lo general tienen algo detrás con visos de legitimidad, y son esos visos de legitimidad lo que es necesario tener en cuenta. Y tanto vale si se trata de un delito callejero o de crímenes de guerra de una potencia agresora.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Orwel

En múltiples aspectos de su filosofía, George Orwell se acerca mucho a la sensibilidad anarquista. Él mismo lo reconoce explícitamente en Homenaje a Cataluña cuando afirma: ``Si sólo hubiese tenido en cuenta mis preferencias personales, hubiese optado por unirme a los anarquistas'' (capítulo 8). De hecho, para el Freedom Defense Committee, que Orwell dirigía junto a Herbert Read, la defensa de los anarquistas encarcelados era una de sus principales preocupaciones. Sin embargo, es imposible considerar al autor de 1984 un anarquista en el sentido doctrinal y militante del término. En ninguno de sus ensayos se defiende la idea de que una sociedad sin estado sea posible o incluso deseable. A decir verdad, Orwell era simplemente un demócrata radical, y por tanto, partidario de un estado de derecho, capaz de asumir sus funciones ``con la mayor eficacia y el mínimo de obstáculos posibles''.1

Así, el hecho de que Orwell se definiera en varias ocasiones como un anarchist tory es ante todo una muestra de la complejidad de su pensamiento político. Asimismo, no hay que olvidar que, para el autor, se trataba más bien de una broma y no de un concepto teórico, aunque, como señala certeramente Simon Leys, dicha fórmula constituye ``la mejor definición de su temperamento político''.2. Esta expresión va a constituir mi punto de partida para intentar identificar ciertos aspectos de 1984, generalmente mal conocidos o infravalorados.

La historia de 1984 es, ante todo, la historia de la rebelión del individuo, Winston Smith, contra el poder absoluto de los señores de Oceanía. Pero al final de la novela esta rebelión se derrumba. Así pues, 1984, es, aparentemente, la historia de un fracaso. Sin embargo, poco se ha dicho sobre el hecho de que el fracaso de Winston no se debe a que cualquier rebelión contra el poder de Gran Hermano sea imposible, sino a que su propia rebelión es básicamente falsa. Por un lado, opta por prescindir del apoyo de los proletarios, cuando, en realidad, su presencia masiva y silenciosa planea constantemente en la obra. Después, cuando Winston finalmente decide actuar y organizarse, se une a la misteriosa ``Fraternidad'' del no menos misterioso Goldstein, una organización que acabará revelándose como una oposición facticia, creada y manipulada por el propio Partido. Esta es, pues, la primera lección política de la novela: aunque la rebelión del individuo ante un poder tiránico siempre es comprensible desde el punto de vista psicológico, nada garantiza, a priori, que las ideas y los actos que la materializan sean a su vez legítimos o simplemente eficaces. Lo cierto es que existen rebeliones alienadas, es decir, rebeliones que se ajustan perfectamente a la lógica de los sistemas que pretenden combatir y que suelen contribuir a reforzar sus efectos. Para Orwell, esto ocurre cuando una rebelión no procede de la ``cólera generosa'' que, por ejemplo, inspiraba a Dickens (como veremos, esta cólera generosa siempre está vinculada a la common decency), sino cuando sus raíces psicológicas profundas se hallan en la envidia, el odio y el resentimiento. Ninguna auténtica rebelión puede surgir de esta fuente envenenada.3 Y es que los que están poseídos por su propio odio pueden perfectamente imaginarse que son la negación en acto del despotismo reinante, pero en términos fotográficos, sólo son el negativo de la película. Basta con leer la famosa escena en la que Winston entra a formar parte de la ``Fraternidad'' para descubrir hasta qué punto, como señalaba Evelyn Waugh, esta peculiar organización es otra banda más, que en nada se diferencia del Partido.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres